sábado, julio 07, 2007

El Saxofón y la improvisación en el Jazz





Entre 1912 y 1915, los músicos empezaron a elaborar sobre las líneas melódicas. En otras palabras, la introducción del saxofón en las bandas de desfile de los negros coincidió, al menos en Springfield, Ohio, con los comienzos de la improvisación en el jazz.


El comentarista, músico saxofonista y clarinetista Robert Palmer, en una documentada exposición cuenta que el primer saxofón fue uno de los más importantes subproductos de mediados del siglo XIX en la historia de la música europea.

La revolución en la textura orquestal que caracterizó los años 1800-1850 fue resultado directo de la revolución en la manufactura y diseño de los instrumentos. La flauta fue perfeccionada en 1847 con la introducción del taladrado cilíndrico, el clarinete moderno fue patentado en 1843. El oboe y el bajón también alcanzaron su estado actual de desarrollo durante ese período.

Adolfo Sax, que provenía de una ilustre familia de fabricantes de instrumentos, introdujo el saxofón en 1846. Describió el nuevo instrumento como un cuerno o trompa con la flexibilidad de los instrumentos de lengüeta y la fuerza de los bronces, diseñado para aumentar el color orquestal disponible en las bandas militares de desfile. Y desde que a mediados del siglo XIX se vio el incremento de la industrialización, el militarismo y el colonialismo en Europa, Sax halló un mercado preparado para su invento. Pronto casi cada banda militar del continente presumía de una sección de saxofones.

El instrumento no tuvo rápidamente éxito entre los músicos sinfónicos y compositores. En efecto, el saxofón nunca se integró completamente dentro de la instrumentación sinfónica general. Para fines del siglo XIX seguía siendo un instrumento militar no completamente aceptado; ciertos problemas de entonación, que habían sido resueltos por los fabricantes en la flauta moderna, el clarinete y en los de doble lengüeta, nunca fueron resueltos satisfactoriamente con relación al saxofón. El saxofón es el instrumento de menor afinamiento entre los instrumentos de lengüeta europeos, pero esta aparente falla se ha convertido en una ventaja para los jazzman modernos.

El inmediato reconocimiento por parte de los músicos negros de Norteamérica que el saxofón era un instrumento que podían usar "expresivamente" no ha sido frecuentemente tomado en cuenta por los historiadores del jazz. El casi legendario Buddy Bolden y sus afamados sucesores entre los primeros jazzman de Nueva Orleáns, favorecieron la corneta o la trompeta. El clarinete era popular entre los músicos criollos, que aprendieron su oficio en bandas que tocaban *quadrille u otra refinada música bailable. El saxofón entró a los negros de Nueva Orleáns por la puerta falsa. Más específicamente, las bandas militares que acompañaron a las tropas americanas a Cuba en 1898, fueron desbandadas en Nueva Orleáns. Muchos de los soldados músicos empeñaron sus instrumentos antes de partir a casa y el saxofón, que era considerado prácticamente inútil fuera del uso militar, fue sin duda empeñado en mayor número que los instrumentos de lengüeta o los bronces corrientes.

Por ese tiempo el jazz se desarrollaba en el contexto de la calle. Las bandas conducidas por Buddy Bolden, Manuel Perez y Joe "King" Oliver eran *marching bands. Los cornetistas o trompetistas eran líderes precisamente porque la sonoridad de sus instrumentos alcanzaba grandes distancias, el saxofón que fue diseñado para tocarse al aire libre fue una adición beneficiosa. Las pocas bandas de Nueva Orleáns que se aventuraron fuera de casa antes de la Primera Guerra Mundial incluían saxofones de una u otra clase, con excepción de la banda de blancos Original Dixieland Jazz Band. Frecuentemente el saxo bajo era usado como instrumento rítmico en vez de la tuba o el bajo de cuerdas, pero el alto y el tenor estaban ampliamente extendidos tan temprano como 1912 y no solamente en Nueva Orleáns. Garvin Bushel, uno de los primitivos jazzman del Oeste medio, recuerda que los saxofones se hicieron comunes entre los músicos negros en Springfield, Ohio entre 1912 y 1915 e interesantemente, identifica este cambio en instrumentación con un significativo cambio en el enfoque de la música. Entre 1912 y 1915, dice "los músicos empezaron a elaborar sobre las líneas melódicas". En otras palabras, la introducción del saxofón en las bandas de desfile de los negros, coincidió, al menos en Springfield, con los comienzos de la improvisación.

La consideración de la presteza con que numerosos músicos negros en Norteamérica optaran por el saxofón, debe llevar a preguntarse qué factores, si los hay, pueden haber predispuesto a los afroamericanos por este instrumento. La existencia de varios instrumentos nativos de lengüeta en el África precolonial está documentada en los informes de los primeros visitantes europeos. Igual que la "trompeta" africana, tocada por el extremo o la tocada por el costado, la mayoría de estas lengüetas producía uno o dos tonos. Eran comúnmente tocadas en el estilo *hocket. La alternancia rápida y reiterada de tonos entre los músicos de un grupo, producía una estructura o textura melódico-armónica. Esta técnica de alternancia lleva a una comparación cercana con los moldes de llamada y respuesta empleados por las primitivas grandes bandas, tanto como con los roles circunscritos de instrumentos específicos entre los primigenios ensambles de Nueva Orleáns. Pero dice poco de la expresiva individualidad del saxofonista de jazz.

Los cuernos o trompas de doble lengüeta, conocidas como gaitas a través del África Occidental, fueron comunes allí al menos tan temprano como las penetraciones musulmanas en la edad media y existe entre los tocadores de gaita una tradición de virtuosismo individual y de elaboración de líneas melódicas. Hoy los ejecutantes de gaita del África Occidental trabajan en la línea melódica existente y en las estructuras de escalas de considerable antigüedad, pero los ejecutantes más populares son aquellos que están aptos para elaborar en o improvisar alrededor de esas estructuras, los virtuosos de gaita frecuentemente cultivan una calidad tonal zumbante, ronca, decididamente *funky. Más aún, la gaita es siempre tocada en exteriores; es tan instrumento "de campo” como el saxofón.

El saxofón soprano en particular, puede fácilmente estar hecho para reproducir las calidades tonales y las inflexiones *scooped como las de los ejecutantes de gaita africanos y este saxofón fue popular entre los jazzman de Nueva Orleáns al menos tan pronto como 1920. Sidney Bechet, originalmente un clarinetista, compró su primer saxo soprano en 1918 y pronto llegó a preferirlo por su incrementado volumen y su tono más visceral.

No obstante, lo que puedan significar estas comparaciones y similitudes, los saxofones ganaron amplia aceptación como instrumento corriente en las bandas de desfile y en los ensambles de jazz de los negros. Fotografías de las bandas de Nueva Orleáns de los años 1916 a 1923 (cuando las grabaciones entraron a la formalidad), documentan el extendido uso de cada saxofón ahora de moda, de soprano a bajo, tanto como sus variantes el saxofón soprano curvado y el *C-melody que han desaparecido. La cuestión de cómo esos saxofones fueron tocados, es otro asunto. La mayoría de los solistas de saxofón que grabaron antes de 1925, emplearon la técnica de slap-tongue, en la cual la lengua se mueve de lado a lado y literalmente golpea la lengüeta. Pero ciertamente los saxofonistas de Nueva Orleáns, notoriamente Sidney Bechet y Earl Fouché, usaron mayormente la técnica asociada con el clarinete, de usar la lengua para el *legato. Desde que era muy común que saxofones y clarinetes hicieran uno las veces del otro -y de acuerdo al historiador de jazz Frederic Ramsey Jr., mucho más común entre los músicos negros que entre los blancos- se puede asumir que al menos, algunos saxofonistas negros, hayan empezado a considerar el slap tonguing como una técnica de comediante o en el mejor de los casos, una técnica de sección rítmica tan temprana como la introducción de los *breaks improvisados dentro de las texturas colectivas del ensamble de jazz.

* Marching bands: Bandas de desfiles
* Quadrille : Danza histórica formada por cuatro parejas en formación de cuadro, precursora de la tradicional square dance Es también un estilo musical.
* Hocket: Es la técnica rítmica lineal que usa la alternancia de las notas, tonos o acordes. Es opuesta a la alternancia de frases o antífona. En la práctica medieval del hocket, la melodía a dos voces se mueve (a veces rápidamente) hacia delante y hacia atrás, de tal manera que una voz permanece quieta mientras la otra se mueve y viceversa.
* Funky: Desenfadado, blusero, con ritmo típicamente pesado.
* Scoop: Básicamente , variación exagerada de las notas, especialmente en el canto.
*C-melody: Saxofón afinado en Do, como el que usaba Frankie Trumbauer.
*Legato: Pasaje para ser ejecutado de manera suave conectada, sin interrupciones.
*Break: (Jazz) Pasaje corto sin acompañamiento.

Carlos Alberto 07/07/2007

1 comentario:

Octavio Yñigo dijo...

Hola Carlos Alberto. Me gustaría conocer los datos bibliográficos de este texto "El Saxofón y la improvisación en el jazz", principalmente donde hablas de la forma de tocar con slap-tongue en grabaciones de antes de 1925. O como y donde puedo conseguir esas grabaciones. De ante mano te agradesco.
Atte: Octavio Yñigo (saxofonísta)