jueves, agosto 28, 2008

La Trompeta de Jazz en la Época del Swing y las Grandes Bandas – Parte 7



Clark Terry – 1920


“Es uno de los grandes innovadores de la música contemporánea y merecidamente celebrado por su gran virtuosismo técnico, festivo lirismo e impecable buen gusto. Combinando éstos con los dones de un gran dramaturgo, Clark es un maestro como contador de historias cuyos fascinantes “cuentos” musicales dejan a la audiencia deleitada y siempre esperando más"

Chuck Berg


La carrera de Clark Terry en el jazz se expande por más de sesenta años. Trompetista, fliscornista , educador y Jazz Master de la NEA, de clase mundial.


Poseedor del sonido más alegre del jazz, Clark Terry toca siempre música que es exuberante, rítmica y divertida. Solista brillante de sonido distintivo, Clark Terry ganó fama por su ejecución vocal en Mumbles (que empezó como una sátira a los poco entendibles antiguos cantantes de blues). Es también un entusiasta educador. Clark Terry ganó temprana experiencia tocando trompeta en la viable escena de St. Louis a comienzos de los cuarentas (donde fuera una inspiración para Miles Davis) y, tras actuar en la banda de la marina durante la Segunda Guerra Mundial, obtuvo gran reputación tocando con la big band de Charlie Barnet en 1947-48; con la orquesta y pequeños grupos de Count Basie de 1948 a 1951, y particularmente con Duke Ellington de 1951 a 1959. Terry, versátil solista swing-bopístico, comenzó especializándose en el fliscornio a mediados de los cincuenta, teniendo destacadas interpretaciones con Ellington, como en Perdido (del álbum Ellington Uptown CK 40836 Columbia). Terry comenzó conduciendo sus propias citas de grabación por esos tiempos. Visitó Europa con el espectáculo poco exitoso Free & Easy del compositor Harold Arlen de 1959 a 1960 como parte de la orquesta de Quincy Jones, juntándose luego a la plantilla de la NBC donde fue miembro regular de la Tonight Show Orchestra. Terry grabó regularmente en los sesentas, incluyendo una emisión clásica con el trío de Oscar Peterson y diversas citas con el quinteto que codirigió con el trombonista de válvulas Bob Brookmeyer. A lo largo de los setentas hasta los noventas, Clark Terry se ha mantenido como una fuerza mayor, grabando y actuando en una amplia variedad de escenarios incluyendo a la cabeza de una big band de corta vida a mediados de los setentas, también con un grupo de all stars para el sello Pablo, y como artista huésped que puede esperarse provea felicidad en cada nota que toque.


Ha grabado también con orquestas sinfónicas de Londres y Holanda y al menos con treinta ensambles de escuelas secundarias y universidades, además en dúos, tríos, cuartetos, quintetos, sextetos, octetos y dos grandes bandas. Su carrera como líder y como músico acompañante comprende más de trescientas grabaciones que demuestran que es una luminaria del jazz.


Clark es además, autor de más de doscientos temas de jazz y tres libros de contenido musical/jazzístico.


Terry ha actuado ante siete presidentes norteamericanos y fue embajador del jazz para las giras del Departamento de Estado por el Oriente Medio y África. Más de cincuenta festivales en los siete continentes siempre lo han destacado. Recibió dos certificados Grammy y tres nominaciones, trece doctorados honorarios, llaves de ciudades, premios por logros de toda la vida y recompensas de salones de la fama. Fue nombrado caballero en Alemania y es poseedor de la Orden Francesa de las Artes y Letras. La estrella de Clark en el Camino de la Fama y su figura tamaño natural en cera en el Black World History Museum, pueden ser visitadas en su tierra natal, St. Louis, Missouri.


Desde el 2000, Clark Terry es anfitrión de los Festivales de Jazz Clark Terry, por mar y tierra y en su propio sitio base.


Alentados en sus inicios de sus carreras por el Dr. Billy Taylor, Clark y Milt Hilton compraron instrumentos para dar instrucción a Jóvenes prometedores que plantaron la semilla de lo que vino a ser el Jazz Mobile en Harlem. Esta aventura llevaba el gran amor de Clark -comprometer a la juventud en la perpetuación del jazz. Entre actuaciones globales, Clark continúa compartiendo entusiastamente su experiencia jazzística, alentando estudiantes.


Carlos Alberto 28/08/2008

1 comentario:

Patricia dijo...

Recién me estoy iniciando en este apasionante mundo del jazz (como escuchante por ahora). Uno de los mejores sin duda es Clark Terry. Buen blog.
Saludos